Magdalena Day

Notas de la vida doctoral #14: modo beta, lecciones de la experiencia en startups para la academia


Hace tiempo quiero compartir algo sobre cuánto me sirvió, o cómo, mi experiencia de más de 10 años con startups para el doctorado. A veces de manera consciente y otras simplemente colaboró a que fluyan ciertos procesos.

Se da de varias maneras, una claramente es el «modo beta». Es fundamental para avanzar, y va naturalmente con la dinámica del mundo académico porque casi todo funciona por peer review. Y si no hay evaluación por pares es un comité académico, un compañero/a, tu director de tesis. Entonces necesitás publicar o mandar algo y eso requiere tener un mindset que implica no tener perfecto o acabado el producto (tu paper, tesis, etc.)

Entonces, lo importante es que «esté arriba» (to ship, en slang entrepreneur). Es decir: producir. Ya sea publicando papers, mandando partes de la tesis, etc. etc. En el mundo tech entrepreneur esto equivaldría a no tener el sitio perfecto, la tecnología óptima, etc. sino tener el sitio online. El producto online. Así empezás a probarlo, a tener interacción con usuarios, corregís cosas, etc.

Y si esperás a tener un paper perfecto o ya resuelta tu investigación no vas a publicar nada. Tus papers tienen más efecto o influencia que tu tesis en el sentido de que son los que definen qué públicos, al menos en lo inmediato, va a tener tu trabajo. En idioma académico: es qué comunidades científicas vas a integrar.

Esto me hace tener un buen ritmo, de sacar papers cuando tengo huecos de la tesis. Me siento, escribo, le doy forma, algunos tardan algunos meses, otros un par de semanas. En algunos casos mando algo con lo que estoy contenta y considero que llegó a un punto para ya ser evaluado, en otros quiero tener feedback y en todo caso ir mejorándolo. Ya el proceso de peer review lleva meses, por lo tanto es importante presentar/mandar tu trabajo.

Por otro lado, este modo beta del mundo emprendedor está bastante vinculado con la naturaleza misma de la investigación. Muchos papers de diversas disciplinas son de «adelanto de investigación», «resultados preliminares», etc. Y es probable que eso también empuje el tema de open science, o ciencia abierta. 

Un punto en el que sí hay una distancia grande es el de la lógica del mundo de los emprendimientos, o más bien el discurso, asociado a «resolver problemas». Hoy leí una entrevista a Joi ITo, a quien conocí en MIT y dice algo con lo que coindido 100% y sobre lo que trabajo y que plantea esto.

Por el contrario, la ciencia, la investigación y la filosofía plantean quedarse más tiempo en el problema. En la pregunta. Hay que poner mayor atención en el problema, porque está vinculado a lo que después desarrolles, plantees como respuesta, etc.

Esto me inspiró a uno de mis papers sobre producción de conocimiento (más abajo el link). En síntesis, los problemas son parte-de la búsqueda de soluciones, las personas que son parte-del problema probablemente te ayuden a encontrar esa respuesta.

¿Les interesa este tema? Les dejo el paper que presenté en MIT, y que salió publicado hace unos meses: Networked Inquiry and Performative Knowledge. Cualquier cosa me escriben.

El discurso tech entrepreneur repite esto hasta el cansancio. La realidad es que que es al revés: si no sos parte del problema, o al menos no ayudás a entenderlo, es poco probable que puedas aportar una solución.

¿Que te pareció el artículo?