Magdalena Day

Emprendedores: esperen resistencia, no alfombra roja.


Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on LinkedIn10Share on Google+1

Un incidente local me hizo reflexionar sobre este tema: la semana pasada se entregaron los premios de la Asociación de Ejecutivos de Mendoza (AEM), ceremonia en la que se reconoce a compañías, empresarios, y emprendedores destacados de la provincia. Uno de los ternados a Emprendimiento del Año, Ale Malgor, integrante de Xinca, fue parte de un momento desafortunado en el que no pudo entrar por haber ido sin corbata y de zapatillas. Hizo un fuerte descargo en las redes sociales, y del mismo modo, Ale Gallardo, Directora Ejecutiva de AEM, mandó una indirecta-directa por Facebook.

Me sentí apenada por el momento que pasó Ale, cuyo esfuerzo junto al resto del equipo es enorme desde que largaron. Pero reflexionando sobre todo el incidente, la naturaleza del evento, de la asociación que la daba, mi conclusión fue que el “dress code affaire” es un claro símbolo de algo que va a pasarles a escala mayor, a medida que avancen en sus objetivos: resistencia. Y me llevó a pensar inmediatamente en Schumpeter (cuya biografía estoy leyendo en este excelente libro) el economista y pensador que más estudió y explicó el funcionamiento del capitalismo del s.XX tal como lo conocemos, guiado por la innovación y el desarrollo emprendedor:

El emprendedor (escribió Schumpeter), es el “pivot sobre el cual todo marcha”: Los emprendedores -ya sea que operen en grandes firmas o en pequeñas, en antiguas compañías o startups- son los agentes de la innovación y de la destrucción creativa. Sus proyectos son fuente de nuevos trabajos, mayores ingresos, y progreso económico generalizado. Pero mientras lanzan estas energías creativas, los emprendedores emergentes hacen a un lado a los viejos, destruyendo sus sueños y fortunas.

Schumpeter vivió en carne propia algunas de las cosas que luego explica, ya que además de funcionario del gobierno austríaco fue luego banquero e inversor, y admiraba a los Estados Unidos como potencia que rápidamente dejó atrás a Europa, básicamente, a partir de un uso eficiente de sus recursos, y de su raíz emprendedora.

Hizo además un análisis sobre el perfil y el rol social del emprendedor. El término schumpeteriano de “destrucción creativa” sirve para graficar la forma en la que los emprendedores cumplen el rol de encontrar nuevos procesos de producción, abrir nuevos mercados, que rejuvenecen al capitalismo (sistema que en esa época se pensaba podía tener un colapso, o una alternativa). La descripción del capitalismo de su momento (pre Segunda Guerra Mundial) que hace es la de un sistema económico que mejora la vida de la gente.

Google no sería Google sino gastara millones en innovación, pero también en comprar empresas que pueden ser competidores directos, lo mismo Mercado Libre, o empresas más chicas aún. Telefónica creó Wayra, la aceleradora de empresas más grande del mundo hispano, para innovar y además entrar en nuevos mercados.

Los empresarios reciben a los emprendedores no por filantropía, sino casi con el fin de absorberlos. Si bien estos últimos son el motor del capitalismo, en el camino de destrucción creativa (tal como Joseph Schumpeter denominó su rol de regeneración del sistema capitalista) se van a encontrar con la resistencia de grandes empresarios que los ven como el comienzo de su fin.

Un emprendedor no debiera esperar ni entendimiento, ni cambios de reglas acorde a sus objetivos y naturaleza, va a generar negocios no de la forma tradicional. Es genial que empresarios, organizaciones pro-entrepreneurship y demás les den una mano, pero el emprendedor necesita crédito, no apoyo. Los emprendedores más feroces son los que rompen reglas, y no intentan jugar el juego de otros.

Foto vía Flickr

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on LinkedIn10Share on Google+1
¿Que te pareció el artículo?

2 comentarios en “Emprendedores: esperen resistencia, no alfombra roja.”

  1. Horacio Day dice:

    Brillante

  2. Scipion dice:

    Interesante articulo. Me queda un poco de lastima en lo que dices que “Un emprendedor no debiera esperar … cambios de reglas”.
    No debe esperarlos porque no van a suceder, pero eso no significa que sea lo correcto. Sí debería haber un cambio de reglas así como hay un cambio de mundo.

    Hace no mucho leia en el mundo today: “El Ministerio de Hacienda admite que le dan rabia los autónomos” http://www.elmundotoday.com/2015/01/el-ministerio-de-hacienda-admite-que-le-dan-rabia-los-autonomos/

    Es una noticia de broma que parece más que real. Si son los autonomos/emprendedores los “agentes de la innovación” y “sus proyectos son fuente de mayores ingresos”, por favor no les hagan la vida imposible. Sobretodo al principio sabiendo que no hay ningun inicio fácil.

    Estoy deacuerdo en que no deben esperar una alfombra roja de la competencia, pero si de los gobiernos.