Magdalena Day

El efecto “cancha inclinada”


Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on LinkedIn0Share on Google+1

El “efecto cancha inclinada” es el nombre que desde CIPPEC le dieron a la asimetría entre el oficialismo y otros partidos políticos para ganar elecciones en Argentina. Vean cómo usan el eufemismo partidos de fútbol jugados por River o Boca en sus canchas, como locales, y cómo eso aumenta las probabilidades de ganar el juego. En la política es lo mismo. Los partidos que gobiernan tienen c/vez más chances de ganar las próximas elecciones, con un factor adicional y cada vez más presente: el aumento del empleo público.

El empleo público es un factor clave para que los respectivos oficialismos de cada provincia hayan ido logrando más votos para prolongarse en el gobierno. Ya no hablemos tanto de clientelismo del choripan y la bolsa de comida a gente pobre antes de ir a votar, el Estado, al generar cada vez más puestos de trabajo y hacer que la -no- economía dependa de él, genera una enorme dependencia de clase media y baja.

Siendo clara: no quiere decir que el empleo público sea nocivo, hay cosas que sólo se pueden hacer desde el sector público. El tema es cómo se va agrandando año tras año el tamaño del Estado. ¿Por qué tiene que importarnos?

Porque lleva a que no sólo la política no sea competitiva, sino también la economía, por la casi inexistente oportunidad para el sector privado. En la Argentina cada vez más gente joven, talentosa, profesional tiene que “asegurarse” algo en el Estado. No está bien, no es sano que no se pueda crear riqueza desde el sector privado. Es por esto por lo que es tan importante el emprendedorismo, o como quieran llamarle, para generar oportunidades nuevas, economías alternativas y reclinar la cancha. Y en un principio, lo que se podría “esperar” del Estado es la creación de reglas e incentivos oportunos para que los emprendimientos participen en la generación de empleo. Si bien hay ciudades que generan concursos y subsidios para los emprendimientos, creo que sería más sano una lógica de reglas y marco competitivo que una lógica asistencial, ya que el emprendedor se mueve en forma un poco paralela a lo que pasa en la economía real.

Este tema me preocupa porque es mayor sobre todo, en las provincias. Es importante que culturalmente nos saquemos eso de “el Estado me tiene que dar x e y” que es muy argentino. Seguro, es una discusión ideológica sobre todo, pero llévenlo al plano del día a día y vean por favor cómo nos afecta y va a afectar nuestro futuro cuando un estudiante tenga que pensar su vida laboral en función de lo que el Estado le ofrezca.

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on LinkedIn0Share on Google+1
¿Que te pareció el artículo?