Magdalena Day

Davos vs. Porto Alegre 2016: 15 años de contrapunto con la presencia de Manuel Castells


© Jefferson Bernardes 28JAN10
Tweet about this on Twitter0Share on Facebook0Share on LinkedIn0Share on Google+0

La semana que viene se realizan casi simultáneamente dos eventos o reuniones globales bastante significativos: Davos por un lado, y Porto Alegre por el otro. Davos representa al establishment: a la presencia de gobernantes y empresarios, intelectuales y demás, que validan la agenda económica y política mundial. Porto Alegre es la reunión que agrupa a referentes de los movimientos sociales, o “anti sistema” según algunos, justamente en América Latina, y en contraposición a esta agenda “del poder globalizado” que se reúne en Davos. Este año tiene la presencia de un personaje especial: Manuel Castells.

Si bien no es su primera vez en Porto Alegre, y el contrapunto se da hace tiempo, es especial por varias razones:

- Por un lado es una elección casi inevitable porque el sociólogo catalán ha ido entendiendo y explicando la reconfiguración de la sociedad (y de sus procesos económicos, culturales, políticos, etc.) a partir de la influencia de Internet y las nuevas tecnologías. A partir de esta reconfiguración, explicó el surgimiento de un nuevo orden mundial en el que no hay un poder central (no, no es sólo Estados Unidos), sino la existencia de nodos de poder, que forman parte de una Red. Pero no sólo teorizó sobre el poder en la Sociedad Red, sino también sobre sus formas de resistencia. Esta resistencia está representada por los movimientos sociales.

- Por otro, aunque es referente en el tema tanto para los que van a Davos como para los que van a Porto Alegre, su elección de participar en este último va a tono con su último libro “Redes de Indignación y Esperanza”, que presenta en este video, y de ver cómo en su país de origen, España y en Europa, los movimientos y alternativas antisistema realmente están empezando a participar en la vida democrática luego de crisis económicas y políticas. Los indignados, Podemos, BlackLivesMatter, etc. están poniendo en el medio de la discusión mundial a los movimientos sociales. Desde la crisis mundial de 2008 Castells está escribiendo también sobre las crisis que llevan a estos movimientos sociales a generar reclamos de cambio.

“Si no hay movimientos sociales no hay transformación”

Castells afirma en este video que estamos ante una nueva forma histórica de movimientos sociales: “en red”. Que presentan similares formas aún en distintas condiciones y contextos. Se organizan en red, no desde internet, pero sin internet serían otros. No tienen programa: son utopías, deseos, emociones de cambio. Esto tiene que ser procesado por las instituciones y los agentes políticos.

Como les comenté el año pasado en un breve artículo en Medium sobre la discusión actual acerca del capitalismo, los movimientos sociales, que se agrupan en torno a una identidad cumplen el rol transformador, o son los agentes de cambio, según esta postura. Pero luego de cumplir este rol transformador, mueren ya que no hay forma de cambiar las cosas “desde adentro”, o desde los partidos políticos anclados en las instituciones del Estado.

Si bien no nos llevamos muchas sorpresas después de cada reunión de Davos, este año para los argentinos va a ser interesante ver la vuelta de un Presidente a participar en la agenda mundial. Y en Porto Alegre, es probable que el catalán despierte debates muy interesantes acerca de cómo lograr que estas redes de reclamos y deseos de cambios incidan en la vida política.

Para leer más sobre él pueden leer otros de mis posts.

Tweet about this on Twitter0Share on Facebook0Share on LinkedIn0Share on Google+0
¿Que te pareció el artículo?