Magdalena Day

Cicunc: ideas sobre Mendoza


©MZ Inspiration

©MZ Inspiration

Los espacios públicos son importantes en una ciudad con un alcance mucho mayor al que se puede percibir en términos de paisajismo y arquitectura. En este blog lo vamos a abordar bastante, particularmente por espacios en Mendoza alrededor de los cuales la vida cotidiana funciona.  Es el caso del Parque San Martín (en el que ya abordamos un fenómeno histórico como fue la Feria de América) y de otros espacios como la Ciudad Universitaria.

Después de 7 años de egresar de la UNCuyo (Ciencias Políticas) volví por primera vez a asistir a unas jornadas en CICUNC sobre Políticas públicas y Universidad. No es un tema en el que me haya desempeñado en los últimos años, y justamente por eso quise ir: necesitaba encontrar un espacio en el cual pudiera escuchar ideas, en profundidad, sobre los debates necesarios desde la vida académica e intelectual, con fuerte base en las problemáticas locales y regionales.

Esto me produjo (y me viene produciendo) un choque fuerte con lo que estuve experimentando en los últimos 5 años: ideas, problemáticas y eventos con fuerte desarraigo ya que pertenecen a lo que pasa en Internet, en donde no hay esfera público-privada ni adecuación a una problemática político-social; y tenemos que saber qué pasa en Silicon Valley más que lo local. Me encontré con que tenía un vacío importante luego de años dedicándome a la praxis en un terreno “sin terreno.”

Algunas reflexiones sobre mi participación en las jornadas:

– El primer día de las Jornadas habló Carlos Vilas, un politólogo argentino con un alcance tremendo a nivel regional. Es un académico de lujo y fue un placer escucharlo sobre capacidades estatales y la relación entre la visión y los instrumentos de las políticas públicas. El último día hablaron dos politólogos mexicanos y uno cordobés de un nivel notable.  Me llamó la atención el hecho de que la sala no estuviese repleta, no sé si se vincula a la convocatoria, creo que es más bien algo de fondo y hasta contrasta con lo inundados que estamos en Argentina de comunicación propagandística. No hay interés en discutir o sentarse a escuchar sobre cómo se definen políticas que nos afectan. No digo “no hay interés en escuchar qué políticas hay”. El problema es la participación en los debates que definen lo que se hace en términos de políticas públicas. O quizá esa audiencia es normal y estoy acostumbrada a eventos de networking con cerveza incluida y que por eso llevan gente. Hubo una charla muy interesante sobre cómo se había definido una política pública en torno al manejo del agua en una zona de Buenos Aires.

–  Las políticas públicas – creo que no sólo en Mendoza sino en Argentina- se definen según los sectores más tradicionales: salud, trabajo y producción, recursos hídricos, educación, etc., por lo que cuando pensaba cosas vinculadas a Internet me preguntaba en dónde entraría algo que afecta tanto a la educación, la ciencia, la técnica, el trabajo y la producción. Yéndome quizá a lo que debería pasar en unos 50 años, me resultaron categorías muy “old fashion”. O es quizá, que este mundo virtual en el que casi vivo aún no toca tierra firme.

– Uno de los expositores, Carlos Sirvent, de México, dio un repaso de lujo sobre lo que conocemos como “Public Choice Theory”, una escuela de la Ciencia Política que estudia al votante en términos de elección racional (tiene una fuerte influencia de la economía, y naturalmente viene de Estados Unidos). Me pegó fuerte cuando era estudiante porque es un poco cínica ya que sostiene que los ciudadanos no se informan ni se van a informar nunca sobre lo que hace su gobierno en términos de políticas que lo afectan ya que la relación costo-beneficio de ese tiempo en informarse es muy alta.  Yo pensaba preguntar  al finalizar qué opinaban sobre iniciativas de gobierno abierto en las que el ciudadano no consume información procesada sino “data”, pero luego de ese repaso se fueron mis intenciones de abrir un debate sobre algo que aún no se implementa.

– Las discusiones sobre comunicación o políticas públicas consideran que la esfera público/privada está claramente delimitada (o al menos utilizan enfoques en los que es fácil definir a los actores). Me fui con la reflexión acerca de qué va a pasar cuando el mundo de Internet realmente impacte la comunicación directa con lo público. Cuando se implementen en serio por ejemplo políticas de información pública, gobierno abierto, que nos ofrezcan “data” a nivel local. ¿Nos encontraremos quizá con un metaespacio público-privado en donde también pasaremos tiempos como en una plaza o un parque? No me pude quedar a preguntar, pero espero que tengamos mucho tiempo para reflexionar y encontrar respuestas.

¿Que te pareció el artículo?